!Oh, la política !: Le apuesto a la juventud para rescatar a Guerrero

aaaaguerreroPor Jaime García Guillén

Hay quienes nos comentan que A Fondo Guerrero se ha convertido en un crítico severo y sistemático del gobierno que encabeza Angel Aguirre Rivero, pero cuando se ama al terruño entrañablemente y por una u otra razón hay que estar en otros lugares, se reflexiona y se cuestiona al destino el por qué tenemos que soportar un estado de cosas ya de suyo insoportable. No creo que Guerrero haya merecido los gobiernos que lo han escarnecido, aunque la sabiduría popular haya hecho suya aquella frasecita atribuida por unos al político español  Moura y por otros a Miguel de Unamuno, de que “los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”

La demagogia parece ser la compañera invariable de los  políticos guerrerenses… y los guerrerenses,  – debemos reconocerlo, aunque nos duela –somos muy dados a creerles, aunque tropecemos 2 o 3 veces con la misma piedra. Manuel  Añorve y Angel  Aguirre, son los ejemplos más lacerantes que tenemos a la mano

Empero, vamos a lo que vamos y no precisamente a descubrir el agua tibia ni el hilo negro y ojalá que entre los cibernautas que se asomen a esta página, se encuentren Claudia Ruiz Salinas,  Mario Moreno Arcos, Armando Ríos Pitter, Lázaro Mazón y ¿ por qué no? Luis Walton Aburto, para que al presentar propuestas como aspirantes a las candidaturas de sus partidos (PRI, PRD, Morena y Movimiento Ciudadano) para el 2015, se acuerden de que hay jóvenes guerrerenses que desean, que anhelan para su patria chica y para México un mejor futuro.

Ciertamente, en Guerrero los políticos sí  toman en cuenta a los adolescentes, preferentemente en épocas  pre-electorales. Los arman con matracas, altoparlantes, escaleras, engrudo, brochas, botes con pintura y todos los menjurges que se requieren para ensuciar bardas y espacios no permitidos con carteles  de personajes pretendiendo engañarnos (y generalmente lo hacen) con carita de “yo no fui”.

Después, ya con la constancia de mayoría en la bolsa, se olvidan  de ellos y hacen con sus ideales frustrados  excelente caldo de cultivo para que gente que anda en malos pasos los haga tropezar también en contra de una sociedad  que tenía cifrada en esa juventud, dolorosamente  extraviada o perdida,  sus esperanzas de cambio.

Excelente un Acabus, una escénica alterna, bienvenidos un concierto de Plácido Domingo y todas las promociones artístico-culturales que se quieran, pero también hacen falta unidades deportivas, maestros de educación física,  escuelas para encauzar talentos juveniles hacia el arte, los deportes y por qué no, la  ciencia. Apoyo,  – no palabrería hueca–  para la juventud guerrerense, y eso implica respaldo efectivo y creciente para la Universidad  de Guerrero que naufraga en la mediocridad académica por falta de recursos.

Con espacios adecuados para los jóvenes dejaremos  de  ver cadáveres de adolescentes mutilados o masacrados  por los mismos que, al igual que los políticos, los engañaron al ofrecerles una vida mejor y para adquirir un auto o una motocicleta  del año, cuando ellos sólo reclamaban legítimamente una oportunidad de capacitarse para en su momento adquirir esos vehículos o quizá una lap top merced a su esfuerzo y tenacidad.

Yo no se sí exista envidia “de la buena”, lo que sí se es que siento un no se qué dentro de mi cuando estoy en Jalisco. Gobernantes pusilánimes como el  actual (Emilio González Márquez) y manipulados por el arzobispo de su diócesis (como en Guerrero), pero que a la juventud la impulsan de tal manera que son los jóvenes precisamente los que le dan esa grandeza al occidente del país. Miles de medallas de los tres metales (oro, plata y bronce) lucen en el cuello de otros tantos jovencitas y jovencitas jaliscienses que le han dado a Jalisco y a sus familias en 12 olimpiadas nacionales (una tras otra) y muchas de ellas refrendadas en los recientes Juegos Panamericanos celebrados precisamente en Guadalajara.

No, pero en Guerrero no, porque invertir en ese renglón no reditúa nada a las obesas cuentas bancarias del gobernante en turno. Cada día quieren más, no se llenan y si antes era el diez por ciento en cada contrato de obra o servicios otorgado a sus proveedores, ahora exigen hasta el treinta por ciento. De allí los acabuses, las carreteras alternas, las fuentes danzarinas, etcétera y como paliativo llevarles pan y circo como a Laura Bozo porque en ella se ve reflejada la miseria de un pueblo que merece mejor suerte.

En Acapulco, principalmente, tendremos que seguir horrorizándonos a diario con escenas dantescas por doquier como los cadáveres de los jóvenes de entre 15 y 25 años a los que en lugar de las medallas a las que pudieron hacerse acreedores, les cortaron el cuello.

Una mujer que que preferentemente haya llevado en las entrañas a un hijo, quizá vendría a cambiar panorama tan desgarrador para Guerrero. Valdría la pena apostar por Claudia Ruiz Salinas y hasta quizá por Ruth Zavaleta en contundente  rechazo al conformista  “más vale malo por conocido, que bueno por conocer”. Ya no más de lo mismo. Y aclaro, para evitar suspicacias:  no conozco personalmente a ninguna de las distinguidas damas a las que me refiero, pero sí parte de su trayectoria, y  más que eso: creo que tienen calidad humana que mucha  falta le hace a quienes insisten en ver a nuestros jóvenes como carne de cañón.

Advertisement

Comments are closed.