Mujer empresaria sería la candidata de Morena a la alcaldía de Acapulco

deditoStaff A Fondo

     Por más que se aspire a que en Guerrero se disfrute de una democracia plena, los intereses personales o de grupo siguen prevaleciendo, de tal suerte que no se puede confiar en las cúpulas partidistas y menos en sus decisiones. En Morena López Obrador ya decidió que en los principales municipios de nuestra entidad sus abanderadas sean mujeres, medida que es bien recibida y hasta aplaudida por quienes buscan una nueva experiencia política, ya que se intuye que el sector femenil podría ser un medio eficaz para abatir la corrupción.

El pero – dicen que nunca falta uno – es que en Morena, al menos en Acapulco,  no hay perfiles idóneos para una candidatura a la alcaldía y tendría que recurrir a una empresaria con sobrada experiencia en temas financieros  con conocimientos de la problemática que encara el municipio número uno de Guerrero. En la raquítica membresía disponible de López Obrador, solo figuran egresadas de la maligna escuela perredista que no aportan nada bueno para este destino de playa.

Ciertamente, el PRI tendrá que ir por un candidato externo si quiere recuperar la joya de la corona, porque tan malo el pinto como el colorado. Julieta Fernández tiene un solo enemigo, pero de mucho peso: Manuel Añorve Baños.

Ahora se suma a los pretensos el dirigente cetemista Antelmo  Alvarado, poseedor de una fortuna nada respetable en cuanto a su origen, por lo que va a la par en honestidad con Fermín Alvarado Arroyo  y con el supuesto delfín del gobernador Héctor Astudillo Flores, Ricardo Taja Ramírez.

Ernesto Rodríguez Escalona, podría ser finalmente el favorecido de este choque de trenes que se está gestando en la cúpula priísta.

En el PRD no hay posibilidad alguna de que repita Evodio (aunque apostaría a comprar su nominación como dicen que la compró Angel Aguirre para su infortunado hijo)  y menos con la sarta de mentiras contenidas en su segundo informe de desgobierno. Lo menos que podemos esperar es que pronto Acapulco se quede sin el servicio de agua potable vía la Comisión Federal de Electricidad que se verá precisada a suspender el suministro de energía eléctrica a la CAPAMA por el multimillonario adeudo que según el populachero alcalde arrastra de administraciones anteriores, pero que va creciendo al haberse amparado su desgobierno y no pagar el consumo mensual y menos abonar a lo pendiente.

Evodio lo sabe. No tiene posibilidad alguna de reelegirse y ya entró en contubernio con la otra “joya” amarilla: David Jiménez Rumbo. El munícipe se conformaría con la candidatura al Senado apoyado por el tristemente célebre Grupo Guerrero.

Y ante escenarios nada halagüeños, nos encontramos con la posibilidad d que Rubén Figueroa Smutny abandere al Panal en una contienda que, de una u otra manera, será una cena de negros con los nombres y fotos que amenazan con aparecer en las boletas electorales del 2018. De confirmarse la especie, el “júnior” podría ser el enemigo a vencer, porque en el municipio tiene mucho trabajo tricolor que podría verse reflejado en las urnas.

Advertisement

No comments.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.