Gobierno Cómplice ESCANDALOS OFICIALES

salgado parra jorge

Por Rodrigo Huerta Pegueros*

Quienes estamos inmersos en la actividad de los medios masivos de comunicación todavía tenemos la capacidad de asombro frente a noticias que se generan dentro o fuera de nuestro territorio regional, nacional o en el ámbito global y que tienen que ver con injusticias y excesos de poder y sobre todo cuando estas son escenificadas por gobernantes o representantes populares.

La semana pasada, los medios masivos de comunicación dieron cuenta de dos eventos que implicaban la responsabilidad de dependencias del gobierno del estado de Guerrero y en forma directa de funcionarios y de un  diputado federal.

Si lo ponemos en contexto, el primer caso que ha resultado ser un escándalo a sotto vocce es el que generó la noticia que difundió en las redes sociales el diario La Cronica Vespertino de Chilpancingo, el cual bajo la firma de Javier Francisco Reyes, dio a conocer que en el Distrito Federal fue detenida por elementos de la policía federal una camioneta procedente del estado de Guerrero y que en su interior se encontraban cajas de cartón repletas de dinero en efectivo con un valor superior a los dos y medio millones de pesos, dinero que no se conoce hasta hoy a quién pertenece o perteneció y cómo llegó hasta ahí.

En la información titulada QUE LACRAS, se da cuenta pormenorizada de que en la misma camioneta que es propiedad del gobierno del estado, también se encontró papelerío publicitario a favor del hoy diputado federal por el distrito de Chilpancingo, Jorge Salgado Parra, quien es nada mas y nada menos que el primogénito del actual secretario de finanzas del gobierno de Guerrero, Jorge Salgado Leyva.

Lo curioso del caso, es que tras la publicación de la información y que está documentada y en proceso de investigación por parte de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por el supuesto delito de ‘’lavado de dinero’’, el gobierno de Ángel Aguirre Rivero no ha hecho ningún comentario ni se ha deslindado de este caso que llama la atención por la forma como en su administración se manejan los recursos públicos financieros.

En este polémico caso, está también involucrado el diputado federal Jorge Salgado Parra, quien es aspirante a la alcaldía de Chilpancingo la cual estará en disputa el año próximo cuando él termine su gestión como legislador.

Al parecer la publicidad encontrada tiene que ver con el dinero ilícito y la camioneta este bajo la custodia del legislador lo cual promueve a la pregunta del porqué este diputado esté desde ahora promoviéndose y utilizando recursos económicos de dudosa procedencia y que tan solo en monto, rebasaría lo aprobado por las instituciones electorales para ser utilizadas en una  campaña.

Pero insistimos que ni el gobierno estatal a través de su vocería ni siquiera el propio secretario de finanzas como lo ha hecho en otras ocasiones, no ha declarado nada sobre este caso que solo nos deja como mensaje que en el gobierno aguirrista la corrupción está a flor de piel y que a nadie le importa el saberse descubierto como es el caso que nos ocupa.

Pero si esto de la corrupción financiera da asco, lo que se difundió sobre las toneladas de despensas encontradas en mal estado en instalaciones del DIF Guerrero, mueve a la tristeza por un lado y a la repulsa e indignación por otro, pues no se encuentra ninguna explicación racional respecto a la forma que los responsables de manejar estos recursos que llegaron a Guerrero procedentes de varias entidades del país y enviados por organizaciones civiles y grupos solidarios con los damnificados de Guerrero por la tormenta tropical Manuel,  actuaron y se pone en evidencia la poca o nula vocación de servicio para con sus semejantes sobre todo cuando están laborando en una dependencia que debe ser la cara generosa de la administración estatal, tal y como la había manejado hasta ahora, la señora Laura Herrera de Aguirre, presidenta estatal del DIF.

No se puede digerir por ningún motivo de que los que recibieron la ayuda para los damnificados no hayan procedido a su entrega inmediata cuando hasta el día de hoy hay miles de familias que continúan pidiendo la ayuda gubernamental para sobrevivir tras mas de seis meases de que fueron afectados por los fenómenos naturales.

Lo peor que pudo hacer el gobierno de Guerrero fue emitir un insulso e insultante comunicado tratando de explicar o responder a las criticas que se hicieron tras el descubrimiento de esta mayúscula irresponsabilidad social de un gobierno que se precia de ser de izquierda y solidario con los pobres mas pobres de la entidad.

Lo mejor que hubiesen hecho los responsables de este escándalo es dar la cara y el gobernante castigarlos por este criminal acto, pues no se le puede llamar de otra manera.

La irresponsabilidad en el caso de las despensas no tiene otra forma de verlo más que de un manejo con orientación política pues debemos recordar que estos recursos fueron enviados para ayudar a los damnificados.

Pero como si faltara algo mas para hacer escandaloso este hallazgo, se descubrió en el mismo almacén del DIF Guerrero que una camioneta que había sido utilizada por el diputado federal, Jorge Salgado Parra para distribuir despensas a varias comunidades de la región centro fue encontrada ahí mismo, lo que viene a confirmar que las despensas del DIF son utilizadas por legisladores afines a la administración central aguirrista para hacerse publicidad y allegarse simpatizantes como es el caso multicitado y publicitado en redes sociales por propios y extraños del también diputado local perredista, Angel Aguirre Herrera, a quien se ha visto entregando despensas a humildes familias del municipio de Acapulco donde ha iniciado desde hace varios meses una campaña soterrada para hacerse de simpatizantes y disputar dentro del PRD la candidatura a la alcaldía local.

Los escándalos en Guerrero siguen su curso y están al alza.  

Pero estos dos hechos ocurridos la semana pasada rebasan cualquier hecho anterior pues no solo se ha descubierto la forma como en el gobierno aguirrista se manejan los recursos financieros y se hace una praxis irresponsable y criminal de la política social y de solidaridad para los mas pobres de los pobres de Guerrero.

¿Hará algo el gobierno estatal para transparentar la forma como se actuará en estos dos escándalos?

Esto lo veremos muy pronto, pues puede repetir su actuación de ser un gobierno no solo omiso sino también cómplice de estos hechos que agreden a toda una sociedad que exige cada vez con mayor frecuencia mas transparencia en el uso de los recursos públicos sino también demanda el manejo ético de todo lo que tiene que ver con la atención a los mas necesitados de esta entidad.

VER PARA CREER.

 

Periodista y Analista Político*

porteno4964@gmail.com

 

 

Advertisement

Comments are closed.