Estamos a tiempo de evitar la llegada de bucaneros de la política en Guerrero

compadresStaff A Fondo

La situación deplorable que en materia política vive Guerrero, obliga a los guerrerenses a reflexionar detenidamente, por primera vez en muchos años, en la necesidad de llevar a los cargos de elección popular a personajes ajenos a tribus y a la mafia del poder como le llama Andrés Manuel López Obrador. No se piense que mencionar al Peje es una invitación a que votemos por sus candidatos.

No, estamos muy lejos de simpatizar con los mafiosos a los que el tabasqueño – por desconocer sus antecedentes – considera idóneos para llevarlos como abanderados en Morena, como tampoco podemos apoyar a los incondicionales de Luis Walton Aburto a los que por serviles y arrastrados les concede privilegios en Movimiento Ciudadano, o a los que por la misma causa apoya Manuel Añorve Baños en el PRI.

Sabemos que hay gente honesta, capaz y digna de una representación popular en cualquiera de los partidos políticos registrados, pero esos no encajan en las corruptelas de los padrinazgos que nos imponen a quienes debemos elegir. Lo ideal sería candidatos independientes surgidos de la sociedad guerrerense a sugerencia de organismos representativos del comercio, de la industria, de las barras y colegios de abogados, ingenieros, etcétera, pero que llenen el perfil que pueda respaldar el electorado respetando la equidad de género.

Ciertamente que naufragamos en el mar de la corrupción, pero hay valores, tenemos hijos y nietos a quienes heredar un Guerrero mejor, mucho mejor del que estamos padeciendo merced a esos bucaneros de la política de sobra conocidos ya  que los dejamos hacer, imponernos a gobernantes sumisos y complacientes a ellos para que sigan engrosando sus cuentas bancarias.

Ya no permitamos que personajes siniestros como los Aguirre, los Añorve, los Alvarado, etcétera, sigan decidiendo por nosotros a la hora de elegir a nuestros gobernantes, porque de lo contrario seguiremos siendo sus cómplices con más perjuicios que beneficios a la hora de que se les ocurra saquear las arcas como lo han hecho cuando asumen el poder.

No es una utopía, mucho menos una quimera. Estamos a tiempo de evitarlo, insistimos, pero despojados de propósitos mezquinos, con alteza de miras para darles un mejor Guerrero a las nuevas generaciones, que bien vale la pena  ¿ no cree usted ?

     

Advertisement

Comments are closed.