Cuestionan el uso de recursos del Fonden en varios estados

 

Staff A Fondo

 

Por la falta de transparencia y hasta desvío del presupuesto, el uso de recursos aportados por el Fondo Nacional de Desastres Naturales, ha sido severamente cuestionado por parte de algunos estados que han sufrido los estragos de fenómenos meteorológicos y que han necesitado de esos apoyos que otorga ese programa creado en 1996. Por eso se requiere mayor vigilancia en el manejo que con esos fines se hará en Guerrero por un monto superior a los 22 mil millones de pesos.

Por eso luego de la detención de Andrés Granierex gobernador de Tabasco, el coordinador general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob), Luis Felipe Puente, ordenó una revisión de los recursos destinados a ese estado para atender a la población ante desastres naturales durante su gestión entre 2007 y 2010. Pablo Salazar Mediguchía, ex gobernador de Chiapas, fue encarcelado por el “ejercicio indebido del servicio público”. (El Universal)

En 2006 diputados federales señalaron en varias ocasiones el mal uso del presupuesto para resarcir los daños ocasionados por lluvias del huracán “Stan” en ese estado sureño. En específico, denunciaron que mil 800 millones de pesos no fueron utilizados en la reconstrucción de las zonas afectadas. En 2012 la Secretaría de la Función Pública detectó “malos manejos” en el estado de Veracruz de los recursos enviados a través del Fonden durante la administración de Fidel Herrera.

En esa misma compilación de hechos delictuosos cometidos con recursos del Fonden, El Universal revela que  entre las irregularidades, la Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó que el gobierno no comprobó la aplicación de 244 millones 171 mil 100 pesos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público entregó a cuenta de la institución  para la rehabilitación de infraestructura dañada por huracanes en 2009 y 2010.

Diputados de Oaxaca acusaron en su momento al gobierno de Ulises Ruiz de “despilfarrar” los apoyos destinados a mitigar los daños por los fenómenos naturales “Frank” y “Karl”. Además en 2006, la Función Pública le realizó una auditoría, sin embargo, según la dependencia federal, no se encontró ninguna irregularidad.

Ante hechos tan indignantes, los guerrerenses confían en que el gobierno de Enrique Peña Nieto rompa con tan escandalosos esquemas de corrupción y en verdad vigilen que los más de 22 mil millones de pesos vengan etiquetados debidamente y no sean desviados ni motivo de fraudes como el que denunció Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social  con las casas que no se construyeron el año pasado en Ometepec pero que sí aparecen como pagadas a las compañías constructoras a quienes se les concedieron los contratos correspondientes-

En Guerrero están muy vistos los que se frotan las manos pensando en obtener ganancia de pescadores en río revuelto. Y es que la corrupción tiene en Guerrero a su máxima expresión.

 

 

granier

Advertisement

Comments are closed.